Son muchos los aspectos, elementos, y materiales que hay que considerar para llegar a tener la cocina de tus sueños. Los herrajes forman parte de ese conjunto de elementos que determinan el aspecto final de esta habitación.
Los herrajes comprenden desde los pomos de los cajones hasta las correderas y bisagras. Gracias a estos elementos imprescindibles en todas las cocinas, se logra el uso cómodo y suave de los muebles. Los herrajes determinarán la apariencia final de la cocina, así como la propia experiencia del usuario cuando interactúe con ella. Es el elemento que definitivamente marcará la diferencia entre una cocina con estilo, útil y práctica de otra que no lo es, y es que el antiguo proverbio “El diablo está en los detalles” es una realidad que crea la diferencia, y que, por tanto, hay que cuidar.

Importancia de los herrajes en la cocina. Tipos

Es imposible imaginar una cocina sin pomos, bisagras y demás útiles imprescindibles para la apertura y el cierre de las puertas y cajones que componen su mobiliario. Sin ellos la experiencia del usuario sería poco menos que imposible de llevarse a cabo, simplemente, la cocina no sería un espacio cómodo para trabajar.
Fundamentalmente, los herrajes de cocina se podrían dividir en dos tipos bien diferenciados. Por una parte, los básicos, sin los cuales se imposibilita el buen funcionamiento de los muebles. Estos son las bisagras, las gavetas, cajones y diferentes mecanismos para alzar los muebles… De entre los herrajes como complementos de los muebles, se localizan los mecanismos para rinconeras, para las despensas para los muebles de especias…

Herrajes básicos

Los herrajes más importantes son sin lugar a dudas los pomos y las bisagras. Este último es vital para poder abrir y cerrar las puertas de todos y cada uno de los muebles que conforman la cocina. No hay que confundir con los pernios, que también son muy usados y útiles, pero se diferencias de las bisagras en que el pernio cuenta con un eje independiente. En cualquier caso, son elementos que sufren un gran desgaste, ya que su uso es constante, es, por tanto, muy importante elegir aquellos que estén construidos con materiales de primera calidad, aquellos de los que el propio fabricante garantice su durabilidad.
El pomo, por su parte, no solo cumple una función útil, la de facilitar la apertura de los cajones y puertas del mobiliario, además, representa un elemento decorativo de gran valor. Con el paso del tiempo y la competencia de las marcas, la variedad de modelos y diseños es enorme, con lo que, con toda seguridad, se encuentra el pomo ideal para cada cocina, ese que se amolda al estilo general y además resulta cómodo en su uso cotidiano.
Pero no son los únicos, también hay que tener en cuenta otros elementos, como pueden ser los sistemas de extensión, los tiradores, las puertas de elevación, gavetas, cajones y, en general, cualquier mecanismo que tenga freno y amortiguación. Y es que es aconsejable incorporar sistemas de protección para evitar posibles golpes del mueble al cerrarse y que los objetos que se guardan en el interior se muevan.

Herrajes opcionales

En esta sección habría que colocar a las despensas, las gavetas irán en su interior para soportar mejor el peso y lograr una mejor organización de los objetos que se vayan a almacenar en su interior.
Por otra parte, para optimizar el rendimiento de las despensas se recomienda que estas se encuentren en exposición, es decir, con los productos a la vista. En los llamados rincones ciegos, para sacarles provecho, se puede utilizar algún tipo de mecanismo. Para ello, hay que pensar en primer lugar con qué intención vamos a utilizar estos lugares y, solo entonces, localizar o adaptar alguno de los dispositivos existentes a las medidas de esos espacios.
Los especieros son otro de los herrajes secundarios u opcionales que todos pueden tener en la cocina y que resultan muy útiles y decorativos. Lo más recomendable es que sean extraíbles. Los hay de todo tipo de tamaño y con diseños que permiten combinar los botes de especias con botellas más grandes, como por ejemplo las de vinagre, aceite o vino para guisar.
Otros herrajes útiles son los separadores y organizadores de cajones, cajones especiales para el bajo fregadero, protectores antihumedad para los zócalos, botelleros y panaderos extraíbles, rinconeras y cestos, despensas extraíbles, columnas y persianas para muebles de cocina, etc.

LLÁMANOS
WhatsApp chat