Cada año aparecen nuevas tendencias en moda, y también en el hogar. En este artículo se van a ver los estilos más destacados en cocinas para este 2020.

La cocina hace ya algún tiempo que ha pasado de ser un espacio con la única finalidad de cocinar a convertirse en un pilar de la vida familiar. En ella, se comparte tiempo de calidad con familiares y amigos. Esta nueva funcionalidad de cohesión social ha hecho que evolucione su diseño y decoración, consiguiendo estancias acogedoras, y a la vez funcionales e innovadoras.

Que se espera a corto plazo

En 2020, predominan los espacios abiertos, minimalistas, diáfanos y elegantes. Los colores que predominan son los tonos pastel, y toman fuerza el blanco y negro. Se imponen los contrastes en las texturas, combinando distintos materiales y acabados.

El mármol es uno de los materiales estrellas a la hora de cubrir paredes y encimeras. En tonos claros, otorgan luminosidad y combinan perfectamente con muebles negros, verde, grises o azul oscuro. La madera vieja sigue siendo un material de actualidad, así como el roble blanco, el ébano y el nogal. Los azulejos de diseño se integran en cocinas de estilo industrial, rústicas o nórdicas.

Adiós a los tiradores

Los tiradores cada vez se utilizan menos o se esconden, pues se pretende que los muebles de cocina cada vez se parezcan más a los del salón. Es una consecuencia que se deriva de la tendencia de que las cocinas se abran a este espacio principal en los hogares.

Se trata de cocinas amplias, abiertas y sin tabiques para que la vida de la cocina quede integrada con el resto de la casa. Lejos quedó la imagen del anfitrión o cocinero encerrado horas en la cocina mientras que otros disfrutan de una charla agradable.

Para que sea posible alcanzar la armonía con el salón, lo más recomendable es utilizar los mismos materiales, aunque puedan variar las tonalidades, y elegir electrodomésticos que no llamen demasiado la atención de los invitados.

¿Blanco o negro?

El blanco en las cocinas es un color que nunca pasa de moda. Da sensación de amplitud, proporciona aspecto de higiene y recoge la luz exterior. Es tan versátil que, incluyendo pequeños detalles, se adapta a cualquier estilo.

Su opuesto, el negro, es el predilecto de muchos diseñadores que buscan acabados más vanguardistas y elegantes. Aquellos a los que les gustan las cocinas negras están de enhorabuena, pues este año encontrarán muchas posibilidades en este color.

Islas y penínsulas

Una tendencia muy actual es agregar islas o penínsulas en la zona de cocción y/o fregadero para el fomento de la vida social en la cocina, compartir el desayuno con la familia, el almuerzo o la cena. Las encimeras más destacadas son las de mármol o concreto y las griferías de superficies lisas en cobre u oro.

Lámparas de todos los estilos y, los objetos, a la vista

Como complementos para conseguir que esta estancia se convierta en un anexo del salón destacan las lámparas, en todos los estilos apara que complemente a la perfección con el resto de la vivienda. Hay que olvidarse, por tanto, de aburridos fluorescentes o plafones simples.

Los objetos se mantienen a la vista, perfectamente ordenados, consiguiendo un gran impacto decorativo. Como ya ocurría la pasada temporada, se mantiene la misma línea de dejar los utensilios a la vista, bien colocados en baldas o en estanterías, huecas o con puertas de cristal.

Frentes originales

En la zona de cocina, donde se encuentra la vitrocerámica o los fogones, resaltan los frentes originales para dar un toque de distinción. Desde vinilos lavables, sumamente prácticos y con infinitas posibilidades de personalización, hasta otro tipo de materiales que aporten ese punto de distinción. Ladrillos vistos, azulejos con formas geométricas, mármol, acero inoxidable, piedra, el vidrio…

Funcionalidad y estética es lo que debe primar a la hora de elegir el material para este espacio, especialmente proclive a mancharse con salpicaduras mientras se está cocinando. Debe ser resistente al vapor, la humedad y las manchas de aceite o de salsas. El vidrio y el acero inoxidable, por ejemplo, son materiales muy asépticos que garantizan las condiciones óptimas de higiene en la cocina. Además, al vidrio se le puede incorporar un vinilo decorativo para personalizar este frente al gusto de cada propietario, consiguiendo un efecto decorativo con mucha personalidad.

LLÁMANOS
WhatsApp chat